Nuestros Casos

Con el fin de crear conciencia de nuestros derechos en materia de salud damos a conocer a la comunidad algunos casos emblemáticos, manteniendo absoluta reserva de la identidad de las personas involucradas para proteger la vida privada y derecho de intimidad de los afectados.

Ligadura de Trompas sin el Consentimiento de la Paciente.

Con fecha 14 de agosto del 2003, XX al concurrir a control médico y consultar la posibilidad de colocar un dispositivo intrauterino, pasado tres meses desde el nacimiento de su hija, el médico le señala a nuestra representada que no se preocupe… la seda sin previa información acerca de lo que se va a realizar y procede a intervenirla esterilizándola. Cuando XX despierta se le informa que está esterilizada, aduciendo como explicación que su organismo no aceptaba ningún otro método anticonceptivo, opinión que pugna con las de otros facultativos consultados. (Juicio pendiente contra la Clínica de Salud Integral de Rancagua).

Infección Intra hospitalaria.

Don XX ingresa a pabellón al hospital Sótero del Río, por un desforramiento en su pierna derecha a causa de la caída de un ventanal de aluminio sobre ella.
Realizada la operación pasan un par de días hasta que es nuevamente examinado por los médicos quienes constatan un orificio en el talón y proceden a intervenir nuevamente a XX para injertar tejidos de su brazo en el talón y cubrir el orificio. Sin embargo, realizada la segunda operación los médicos señalan que la operación había sido un fracaso porque el tobillo de XX estaba infectado.
Al pasar dos semanas hospitalizado y realizado los exámenes pertinentes, lo visita un infectólogo que señala que está infectado de por vida con una bacteria llamada Acinetobacter Bamanni alojada en los tejidos y huesos; expresando que le van a amputar la pierna ante lo cual XX se niega y le señalan que lo de amputar era una broma y que existe la posibilidad de una cirugía plástica pero que si no resulta le cortarán la pierna ahí mismo.
La cirugía plástica no tuvo mayores complicaciones, pero nuestro representado además del costoso tratamiento al que se vio expuesto a raíz de una negligencia médica ahora aloja de por vida en su organismo a una bacteria llamada Baumanni.

Negligencia Médica por falta de servicio.

El 19 de enero 2005 XX concurre al CRS de la comuna de La Florida donde se le diagnóstico absceso en la Ingle, fue enviada con antibióticos para su domicilio. Como los dolores persistían fue nuevamente, el día 20 de enero, al CRS, no fue atendida correctamente y la enviaron nuevamente para su casa. No contenta con la atención decide ir a la Posta Central, donde le diagnostican gastritis producto de los medicamentos recetados en el CRS y es nuevamente enviada a su domicilio.

Los insoportables dolores continuaron, el 21 de enero del 2005 visita el Hospital Luis Tisne donde diagnostican celulitis abdominal y es enviada a su domicilio. Los dolores y molestias no cesaban por lo que XX decide contratar un médico particular, éste señala que su situación es grave y que debe internarse de manera urgente y da una orden de hospitalización, así ese mismo día ingresa al Hospital Sótero del Río. Sin embargo, recién el 26 de enero es atendida y ordenan exámenes los que se revisaron el día 27 de enero con el fatal resultado que se trataba de una gangrena expandida por las paredes internas del organismo producto de lo cual XX muere.